Trípticos del Santo Rosario para imprimir gratuitos y editables

El Santo Rosario comprende la meditación de los veinte misterios de la fe católica, divididos en cuatro grupos de cinco misterios (llamados Rosario) y nos lleva diariamente a un profundo estudio y meditación de la Sagrada Palabra de la Biblia y de los pasajes más importantes del Evangelio. Los misterios del Santo Rosario son: Misterios Gozosos, Dolorosos, Gloriosos y Luminosos.

Antes de pasar a los trípticos del Santo Rosario para imprimir, repasemos brevemente algunas de sus características.

Características del Santo Rosario

Rezar el Rosario diariamente fortalece nuestra fe en Dios, en Jesús, en el Espíritu Santo y en la Santa Virgen María, siempre tan presente en nuestras vidas. Para rezar el Santo Rosario se creó un instrumento llamado «rosario», precisamente porque contiene las bolitas (o cuentas) necesarias para contar las oraciones rezadas, correspondientes a un tercio del Rosario completo original, que contenía 15 misterios.

El «rosario» se compone de una cruz seguida de cuentas (bolitas), trenzadas en un hilo o cadena, separadas en grupos específicos que representan en total las oraciones de un Credo, seis Padrenuestros y cincuenta y tres Avemarías, es decir, la tercera parte del Rosario.  El rosario comienza con la señal de la cruz, el ofrecimiento del rosario y la oración preparatoria.

La cruz del rosario representa nuestra profesión de fe y se utiliza para comenzar el rosario: sostener la cruz y decir el Credo (creo en Dios). La primera cuenta grande y las tres siguientes pequeñas se utilizan para rezar un Padre Nuestro y tres Avemarías con la intención de invocar a la Santísima Trinidad en nuestra vida, para luego rezar un Gloria al Padre (no considerado en las cuentas).

Los Santos Misterios del Rosario se recitan según los días de la semana: los lunes y los sábados se recitan los Misterios Gozosos; los martes y los viernes, los Misterios Dolorosos; los miércoles y los domingos, los Misterios Gloriosos; y los jueves, los Misterios Luminosos.

Se cita el primer misterio, meditando su fundamento, y la siguiente cuenta individual grande se utiliza para acompañar el Padre Nuestro en saludo a Jesús, y las diez cuentas pequeñas agrupadas después se utilizan para ayudar a contar las diez Avemarías en saludo a la Virgen María.

Después del décimo Avemaría, se reza el Gloria al Padre y la Jaculatoria, que es la oración de Nuestra Señora de Fátima pidiendo la redención de las almas: «Oh Jesús mío, líbranos del fuego del infierno, conduce a todas las almas al cielo y ayuda especialmente a los más necesitados».

La misma secuencia se repite para cada misterio contemplado hasta el final. El Rosario termina con la oración de acción de gracias, la Salve Regina, las Letanías de la Virgen, la Consagración a la Virgen y la Señal de la Cruz. Lo más importante de todo es que la oración de las diez Avemarías se rece con mucha fe y humildad, saludando a nuestra Santa Madre y teniendo presente la meditación de lo que predica el misterio anunciado.

Trípticos del Santo Rosario para imprimir en Word y PowerPoint


Más trípticos...